Requisitos para tener un Perro Potencialmente Peligroso

Para tener legalmente un Perro Potencialmente Peligroso debemos ser mayores de edad (+18) y cumplir diversos requisitos extras que no se contemplan con el resto de perros.

Estos requerimientos necesitan seguir un orden concreto para que con la posesión de uno, te den el siguiente ya que son excluyentes.

Estos son los requisitos en el orden establecido:

1. Psicotécnico para tenencia de un PPP

Consiste únicamente en acudir a un centro médico, donde hagan psicotécnicos para coche, y solicitar un certificado para la tenencia de un PPP. Te harán un test, un par de pruebas y revisión médica, para certificar que estás en condiciones de poseer este tipo de perro.

2. Certificado de penales

Tal y como ya hemos comentado anteriormente si se tienen antecedentes penales, nunca te expedirán la licencia PPP. Pongo el enlace del Ministerio de Justicia, donde explica el procedimiento a seguir para solicitar certificado de penales.

En algunos casos pueden pedir este certificado en la misma Concejalía donde solicitas la licencia. Consultadlo antes.Con estos dos certificados ya podremos seguir adelante.

3. Licencia de tenencia  de animales potencialmente peligrosos

En este caso debemos acercarnos tanto con el certificado médico, como con el de penales a la Concejalía de Sanidad de tu Ayuntamiento para solicitar  dicha licencia.Si todo está correcto te concederán la licencia por un periodo de 5 años, transcurrido el cual deberá procederse a su renovación.

Importante:

  • La licencia se concede a la persona, no al perro.
  • La Ley especifica que la persona que pasee un perro de estas características debe llevar encima la licencia por lo tanto solo deberá pasearlo quién la posea.
  • La persona que adquiera dicha licencia podrá tener y pasear cualquier  PPP., tanto si es suyo como si es de otra persona.

4. Chip del perro

Cumplidos estos trámites una vez que adoptes o compres un PPP deberás identificarlo con un chip. Esto se hace para que conste que dicho animal tiene dueño, por si se extravía o, por ejemplo, ocurren accidentes.

Esto lo hace el veterinario habitual.

5. Seguro obligatorio para PPP

Hay que contratar un seguro de responsabilidad civil expresamente para el PPP por imperativo legal. Existe una cantidad mínima (120.000€)  que debe estar cubierta  en todo el Territorio Nacional pero compruébalo en tu Comunidad Autónoma ya que, por ejemplo, Madrid, Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Valencia y Galicia tienen un mínimo legal superior al nacional.  Te aconsejo que hagas un seguro lo más extenso posible puesto que la diferencia en euros es mínima.

Importante: Te advierto que NO es cierto que los cachorros (menos de 6 meses) estén exentos de esta obligación, pero sí que las autoridades  muestran cierta tolerancia ante la ausencia de este seguro porque el animal aún no ha desarrollado la dentadura. Te recomiendo que lo hagas cuanto antes.

6. Censo del PPP

El último paso que debemos cumplir para poseer un PPP es dirigirse a la Concejalía de Sanidad de tu Ayuntamiento y censar al perro para que, ahora sí, quede definitiva y legalmente registrado.

Para proceder al censo se deben facilitar los datos personales de la persona que se responsabiliza y cuida del perro, las características del mismo y el lugar habitual de residencia del perro  así como su estado de salud. También debe indicarse si va a vivir con seres humanos o tiene finalidades como la guarda y protección.Importante:Recuerda que debes realizar todos estos pasos en el orden especificado.Hay que tener en cuenta que si la mascota reside más de 3 meses en una Comunidad Autónoma distinta a la que se hizo el registro, su propietario deberá hacer ese mismo registro en el nuevo territorio.Si el animal es  traspasado, robado o muere, por cualquier circunstancia,  debe ser comunicado. De esta manera la hoja registral de cada Perro Potencialmente Peligroso tendrá anotados los incidentes producidos por él y se cerrará con la muerte certificada cuando llegue el momento.En cada CCAA hay también  un Registro Central,  que  puede ser consultado tanto por las administraciones públicas y autoridades como por aquellas personas físicas, o jurídicas, que acrediten un interés legítimo.

Escribe un Comentario